Gaby Prado

Experience Design and Strategy Consultant

Menu Close

Como saber si no eres diseñador de UX

En mi último trabajo tuve que entrevistar a cientos de candidatos. Fue una experiencia dura, porque estaba buscando un perfil muy específico, para una empresa que está evolucionando y transformando, para un equipo muy consolidado. Pero lo más duro fue confirmar mi sospecha que UX significa lo que quieras, y que cualquiera se llama Diseñador de UX hoy en día.

Comparto aquí un listado de cosas que te ayudarán a saber si eres o no realmente diseñador de UX.

No eres diseñador de UX si:

  • No has tenido contacto directo con un usuario en más de 2 meses.
  • No usas ningún tipo de datos para informar tu diseño – sólo usas tu experiencia y suposiciones.
  • Te dedicas a hacer mockups o wireframes para un proyecto que te pidieron, pero no sabes los objetivos, los indicadores de éxito, el perfil de la audiencia, ni miras cómo está resuelto el tema en otros canales de la misma empresa.
  • No piensas como lo que haces en tu pantalla afectará otros puntos de contacto con el usuario.
  • No piensas de dónde vendrá el contenido, ni si existe en otros canales o puntos de contacto, o si existe, si es coherente con lo que estás diciendo / mostrando.
  • Trabajas dentro de un equipo, pero diseñas las primeras ideas solo, en tu ordenador, en vez de hacerlo en una pizarra con tu equipo al lado.
  • No compartes tu diseño con tu equipo hasta que “esté pulido”.
  • Trabajar en el diseño de una interfaz, pero no tienes a mano ni la pantalla anterior ni la siguiente (para asegurar consistencia en la experiencia durante todo el proceso)
  • No diseñas con la ficha de tu persona a mano, o algo para recordarte quién es tu usuario, qué necesita, qué motivaciones, etc tienen.
  • No cuestionas tu diseño, preguntándote cómo reaccionará, se sentirá o lidiará tu usuario con lo que estás haciendo.
  • Te quedas colgado en si los pixeles están bien pero no te preguntas si tiene sentido para tu usuario y para el negocio lo que estás haciendo.
  • Te encanta lo que has hecho. Y no piensas que un diseñador enamorado de su diseño ha perdido la capacidad de mejorar e innovar.
  • Tomas decisiones de diseño para que las cosas cuadren mejor entre sí, sin pensar en cómo afectará la interacción del usuario.
  • Le pasas un JPG o PNG a un programador para que lo trocee y maquete, con tal vez alguna explicación funcional, pero sin hacer al developer parte del proceso de diseño hasta que está acabado.
  • Entregas tus diseños y te olvidas, pasando ya al siguiente proyecto. No sabes qué tal ha ido y no vuelves a mejorarlo.
  • Tienes más excusas por lo que no puedes hacer que ideas cómo hacer tu trabajo bien a pesar de las limitaciones que te imponen.

Podría seguir un rato largo, pero creo que con esto más o menos tenemos para comenzar.


 

(Edito, para aclarar algunas dudas que he recibido)

Si no cumples con los puntos de arriba, es que estás diseñando interficies digitales, pero no necesariamente diseñando la experiencia de usuario. O en ciertos casos, ni siquiera usabilidad, como explico más abajo.

Se dan varios casos:

  1. No lo hacemos por causas externas: no nos dan tiempo, no quieren colaborar, no nos dan presupuesto.
  2. Tenemos la tendencia a “tirar millas”, a tener visión de tunel cuando llegamos a los píxeles y nos olvidamos de mirar a los costados.
  3. Creemos que conocemos tan bien al usuario que estamos convencidos que todo lo que hagamos será en su favor.

Sobre el caso #1:

En inglés hay un dicho: “As long as there is a will, there is way”, que viene a ser algo así como “Mientras haya la voluntad, hay un camino”. En ninguno de mis trabajos me han dado el tiempo para hacer las cosas como marcan los métodos y filosofías de UCD, UX, Lean UX. Jamás. Hasta que lo hice a pesar de todo y todos, y presenté resultados, y eso los convenció. Le dicen “guerrilla UX” y sobre esto, os recomiendo un pequeño gran libro: “Undercover User Experience”, de Cennydd Bowles. No sé si está en castellano.

Sobre los casos #2 y #3:

Si no tienes contacto con el usuario, ni siquiera estás haciendo UCD. Si diseñas sin datos, tampoco. A lo sumo estás haciendo Usabilidad -si sigues los principios heurísticos-, pero hasta Usabilidad como disciplina recomienda contacto con el usuario, aunque sea para medir los resultados de la interacción.

Nadie dice que tienes que seguir las metodologías de UCD si no quieres o sientes que no puedes, la filosofía de UX, pero entonces, eres un Interface Designer, no un UX Designer.

¿Qué opinas?

Compártelo...

© 2017 Gaby Prado. All rights reserved.

Theme by Anders Norén.