Gaby Prado

Experience Design and Strategy Consultant

Menu Close

Experiencia de Usuario es mucho más que un trabajo o un término

Esta es una reflexión puramente personal. Pero tenía ganas de compartirla.

Hace 5 años, mi traumatólogo me hizo un pequeño trabajillo sobre los nervios de mis vértebras lumbares así no siento el dolor que ocasiona el desgaste a deshora de los discos intervertebrales. Podía durar toda la vida, 3 años o 5. Ya hace 5 años de esto, y desde hace un mes, el dolor es tan grande que he acabado otra vez con faja y muletas.

Todos – incluyendo el médico- me dice que me coja la baja, que me recupere. Tienen razón, pero no les hago (mucho) caso.

Son la 1 de la mañana y a pesar del dolor y una gripe, estoy trabajando. Pero no siento que sea trabajo.

Esto, UX, es mi pasión. Lo que hago es mi pasión, lo que me hace olvidar el dolor, lo que me hace levantarme de la cama con ganas de comerme al mundo, lo que me hace enfrentarme a lo que muchos, dentro y fuera de España han dicho que es una locura esto de introducir UX en una multinacional en la que nadie siquiera que era usabilidad hasta hace 2 años, porque para poder entregar cada pequeño diseño tengo que luchar contra sistemas establecidos que no consideran UX, porque es algo tan transversal que tengo que luchar contra silos de todo tamaño y color.

Por suerte, cuento con gente tan válida como cálida, que da ganas de ir a la oficina aún con muletas, antes que quedarme en casa con el dolor.

Mi pasíon hace que viva por la gente que se gasta las pocas pelas que tiene para viajar, que usa internet o una app para buscar ese ticket, ese hotel que les permita una escapada -que en tiempos de crisis, es un lujo cada día más grande.
Vivo para su experiencia sea menos desagradable en una industria que sistemática le ha dado la espalda al usuario para centrarse en que los sistemas funcionen.

Vivo para el equipo que estoy formando y mis compañeros de negocio e ingeniería recuerden que Experiencia de Usuario es sólo un “palabro”, un término paraguas que engloba una manera de hacer, de pensar.
Que no hay nada que reemplace el observar, el escuchar, el preguntar, el cuestionar, el reflexionar antes de lanzarse a hacer.  Que pensar un poco está bien, pero que la vida es lo que pasa mientras hacen grandes planes, y hay que dar vueltas en el aire, adaptarse en el acto y buscar una nueva manera de salir adelante, a pesar de la frustración y a veces, caos.

Que las técnicas, las metodologías, las herramientas son sólo eso: medios (muy necesarios) para llegar a crear algo. Y a cuanto más grande sea tu caja de herramientas, más fácil el trabajo.

Vivo para que los principios básicos de Experiencia de Usuario se respiren en absolutamente todo lo que hacemos: desde el diseño más chulo y que guste y/o venda más o sea la app más descargada o la que te haga entran en zona de “flow” por horas, hasta cada cosa que dices y haces en una reunión, en cómo presentas una propuesta o un diseño, aunque sea un borrador o una línea de código para tu compañero de equipo.

Vivo y lucho en contra de una cultura de “pormisco” (no voy a explicarlo aquí, pero ya sabéis a que me refiero), donde desde la escuela nos martillan que debemos memorizar, atender, repetir pero nunca atar cabos, cuestionar.

Vivo y lucho en contra de la soberbia, propia y ajena, de pensar que nuestras ideas son buenas, mejores que la de los demás. Que 15 o 20 años de experiencia son suficientes para sacarse de la manga un diseño ganador.

No lo son.

Cada día se aprende algo, pero sólo desde la humildad, desde el no asumir nada, desde el cuestionar todo, desde el dudar de uno mismo y plantear hipótesis en vez de verdades o soluciones de “experto en UX”. Es tan crítico y fundamental para UX escuchar, sentir empatía, y por sobre todas las cosas, tener una altísima dosis de paciencia, porque UX implica un cambio muy profundo cultural (y esto posiblemente sea lo más central al concepto de “UX”)

Por cada landing page, flujo o app que diseñamos y  mejora la vida de alguien y hace pasta al creador, nos pasaremos 90% del tiempo educando, plantando dudas, semillas que germinarán para que algún día deje de haber “expertos en UX” y la filosofía de UX sea parte del ADN de la gente de marketing, producto, ventas, dirección, ingeniería.

Así que quieres entrar en “UX”?

Lee, escucha, sé empático. Pero sobre todo, aprende a equivocarte y a recuperarte lo antes posible intentando una y otra vez. Jamás te la creas, ese será el día que la innovación murió antes de ser concebida.

Intento por todos los medios que mi equipo cumpla su horario, y rara vez les pido que trabajen tarde – mi rol como manager es distribuir el trabajo para que sólo en casos de real emergencia haya que quemar la vela hasta la madrugada.

Por supuesto, estoy trabajando a la 1 am. Porque hay demasiado por aprender: desde psicología del comportamiento y filosofía del pensamiento, hasta antropología cultural y sociología, desde marketing hasta estadísticas, desde técnicas de diseño visual y de interacción hasta código, desde la teoría de branding hasta la realidad que el posicionamiento te lo dan los usuarios y tus esfuerzos serán en vano.

Hay tanto que me queda por hacer, tanto por lograr.

Esto es una maratón, pero una de esas complicadas, cuesta arriba, con calor, lluvia, truenos.

Pero cuanto más intenso el desafío, más grande la satisfacción cuando algo sale bien.

Ya me gustaría que las ofertas de trabajo pudiesen realmente transmitir esto, en vez de quedarnos en “queremos gente con ganas, emprendedora, colaboradora”.

UX necesita pioneros, gente que viva UX a cada momento de su vida, curiosa, con una dedicación completa que no significa trabajar 24 horas al día, pero que significa que se dedique a hacer del mundo, de cada cosa, una mejor experiencia para los que nos rodean.

Y tu,  ¿cómo lo ves?

PD: Os recomiendo la lectura de la reflexión de @karenmcgrane: Your Job is Going to Suck. http://the-pastry-box-project.net/karen-mcgrane/2013-february-8/ ( via @thepastrybox) (en inglés). Creo que hizo un mucho mejor trabajo que yo en explicar esto.

PD2:  Ya es Mayo. Y hemos descubierto que lo de las lumbares es la punta del iceberg. El dolor sigue, pero sigo aferrada día a día a esto que quiero tanto. Aunque haya que finalmente tenido que bajar el ritmo para darle tiempo al cuerpo a recuperarse, y esto me haya obligado a no poder ser parte de UX Spain 2013, como tenía previsto. Pero estaré pegada al twitter y tirando para adelante…

 

Compártelo...

© 2017 Gaby Prado. All rights reserved.

Theme by Anders Norén.