El debate sobre portfolios de UX ha mantenido ocupado a Twitter y blogs por mucho tiempo. Hay suficiente material en la web (sobre todo en inglés) para cualquier con interés y tiempo.

Sin embargo, no hay un consenso, ni un modelo establecido sobre cómo presentar trabajos de UX. Ni siquiera hay consenso si se debe preparar un portfolio o no!.

El problema principal que tengo como UX Manager a la hora de seleccionar gente para mi equipo radica en que es muy difícil evaluar a qué candidato debo entrevistar o no.  Para esto, necesito ver algo más allá de un listado de empresas y de años trabajados. Recuerda, los años de trabajo por sí solos no hacen a un senior – el aprendizaje sí.

Aún sigo recibiendo portfolios que no me dan la información que necesito para poder decidir a quién entrevistar (y estoy entrevistando a muchos candidatos, y seguiré, conforme crece el equipo)

Este post cuenta la visión de un UX manager, “usuaria de portfolios”, y qué se necesita a la hora de evaluar un candidato.

Antes de comenzar…

Will Evans (@semanticwill) hizo un excelente resumen (en inglés) de lo que se debe hacer a la hora de buscar un nuevo trabajo.

Destaco 3 puntos claves, explicados cómo los entiendo a nivel personal:

Definición del proyecto y objetivos

  • Tienes que tener una visión de dónde quieres estar en 2 años, y no sólo que quieres tener un trabajo la semana que viene.
  • Planea tu futuro inmediato, tu próximo paso, y sueña tu futuro lejano. Sueñalo hasta que sientas que lo puedas tocar como un recuerdo del futuro.

Investigación y Análisis Competitivo

  • Identifica las 5 compañías para las que te gustaría trabajar.
  • Pregúntate por qué.
  • Ponte en contacto con gente que trabaje para estas empresas, analiza sus trabajos, y averigua si tu visión de estas empresas se corresponde con la realidad.
  • Pregúntate qué crees que tienes para ofrecerles? ¿Qué esperan / piden?
  • Encuentra tu valor añadido, tu diferenciador.
  • Identifica qué áreas debes mejorar – a lo mejor, si aspiras trabajar en una empresa top a nivel mundial, a lo mejor no estás listo aún, pero tras este ejercicio sabrás qué camino debes recorrer para llegar a tu meta.

Diseña para tu usuario, cumpliendo tus goles

  • El diseño de experiencia de usuario no es algo que se debería aplicar sólo cuando hacemos proyectos para “usuarios” de un producto o servicio.
  • Debemos aplicar exactamente las mismas técnicas y visión UX para cualquier material que hacemos – comenzando con nuestro búsqueda de trabajo (o clientes). Para esto, debes entender a tu audiencia, sentir empatía, ponerte en su lugar.
  • Un UX manager no tiene tiempo para nada, nunca, y encontrar un buen candidato consume muchísimo tiempo y energía. Facilita su trabajo. Te lo agradecerán.

Una vez tienes claro qué quieres y para quién lo harás, es hora de decidir el formato.

Formato

Hay dos opciones para demostrar lo que sabes:

1. Storytelling

Hay gente de la opinión que no hace falta un portfolio, sino contar una historia – preferentemente cara a cara.(un ejemplo es Whitney Hess, lo explica en su artículo en UX Matters).

El problema con esta opción es que debes tener ya un contacto interesado en tí. Si te acercas a una empresa tocando a la puerta en frío, o respondiendo a una oferta de trabajo, necesitarás mucho más que saber cómo venderte o contar una historia.

Si storytelling es tu fuerte, necesitas algo que mostrar pero no quieres hacer un portfolio convencional, escoge tu mejor proyecto, el que más desafíos te ha representado, y del cual estás más orgulloso, y cuenta la historia del proceso en profundidad (texto sólo, texto con alguna ilustración, video, storyboard, etc)

Si storytelling no se te da bien, recomiendo que entrenes en este sublime arte – te serán indispensables durante la entrevista y durante tu vida profesional entera.

2. Muestra de trabajos

Esta opción es mi preferida porque es la que más información me da. Eso sí, debe ser un balance entre cantidad y calidad. Y es perfectamente combinable con el storytelling.

Selecciona cuidadosamente un proyecto de cada tipo que hayas hecho (por ejemplo, consultoría pura, diseño de interacción, investigación de usuarios). Si haces todo en todos tus proyectos, escoge tus top 3 proyectos, y explícalos.

Presentación del portfolio UX

La presentación es clave porque refleja la personalidad del candidato sin siquiera mirar el contenido.
A primera vista, es posible saber si el candidato..
  • Presta atención al detalle
  • Es capaz de resumir
  • Es organizado
  • Da crédito a otros (si cabe)
  • Entiende el canal
  • Piensa de manera lógica
  • Se expresa correctamente
  • Sabe hilar una buena historia
  • Está enfocado a su propia “genialidad”, o sabe como llevar el foco a cada problema que ha resuelto

Diseño del portfolio UX

Como dice Jason Mesut, un experto en el tema, nunca dejes que el formato entorpezca tu mensaje

El diseño del portfolio depende de la disciplina del UXer.

  • Si el portfolio es de Visual Design, el contenedor será parte del contenido, ya que podrás / deberás demonstrar tus habilidades como diseñador/a visual. Obv Demás está decir que el preferible ver el portfolio en el contexto del canal en el cual está especializado (web, móvil) – o, al menos, si es diseño digital, un portfolio impreso no tendrá el mismo impacto.
  • Si el portfolio es de un Front End Designer / Developer, debe ser impecable tanto en presentación como en preparación. El código detrás debe ser código propio, y debe ser un showcase en sí mismo de las habilidades como front-ender. Sobra decir que es imprescindible que se vea bien desde un portátil, un smartphone o tableta.
  • Si el portfolio es un Interaction Designer, Information Architect, User Researcher o Design Strategist,  no es crítico un diseño “bonito”. Lo realmente importante es una presentación extremadamente bien organizado, cuidada en los detalle, respetando mejores prácticas de la disciplina.

Formato del portfolio UX

Trabajando en medios digitales, tengo una necesidad imperiosa de ver trabajos en el formato nativo – sobre todo para la evaluación de trabajos finales “pixel perfect”. Ciertos aspecto del diseño de una app no se puede evaluar correctamente en una hoja impresa (tales como tamaño de fuentes o colores, en contexto), pero sí desde un dispositivo móvil.

Comentaba sobre la falta de tiempo de los UX Managers, y esto es crítico a la hora de decidir el formato. Si bien lo habitual es hacer la evaluación desde un escritorio, hay unos cuantos que echan mano de su smartphone entre reuniones, luego del trabajo (cuando hay calma) o incluso a la hora de la comida (no recomendado, pero pasa). Esto implica que el portfolio debe ser correctamente visualizado (mejor aún, adaptado), a distintos dispositivos – sobre todo cuando el portfolio es de trabajos multicanal.

No hay mayor amenaza para un candidato que un portfolio que exige un determinado entorno tecnológico para ser visualizado. Si el manager no está en este entorno mientras lo visualiza, hay una gran posibilidad que el portfolio acabe en el olvido. Esto se aplica no sólo a una versión “móvil”, pero se aplica a portfolios en CD, DVD o pendrive.

Si bien cada día menos se imprimen documentos, una versión para imprimir es recomendable: permiten hacer notas al margen antes de y durante la entrevista.

Personalmente, un video es lo que más prefiero, aunque son muy poco comunes. Lleva tiempo hacerlo, pero verlo son 5 minutos, y es lo más cercano a una entrevista que habrá.

Contenido del portfolio UX

Presentate

  • Nombre y Apellido
  • email
  • Vida digital (LinkedIn, Twitter, Blog, etc)
  • Teléfono de contacto
  • Resumé (el de LinkedIn tiene todo lo necesario en cuanto a datos)
  • Introducción (en un párrafo, descríbete, cuenta que buscas, tu visión, porqué quieres este trabajo y que puedes aportar)

Escoge

  • Como mencionado anteriormente, escoge tus mejores 3 trabajos (o 5).  No hace falta mostrar todo lo que has hecho, sino que lo que has hecho lo has hecho bien.

Resume

  • Puede que uno se confíe en que ya tenemos el contenido, y pasemos más tiempo en el contenedor. No debe ser así. El contenido es crítico, es lo que más importa, y los detalles consumirán el 80% del tiempo.
  • No es fácil resumir todo un proyecto en una serie de viñetas y párrafos cortos. Y no es placentero tener que leer un gran discurso sobre un proyecto porque el autor no ha sabido, podido o querido resumir.

Explica y contextualiza

Dicen que una imagen vale más que mil palabras. Válido en ciertos casos. En otros – sobre todo como cuando no se ha llegado a trabajar o tener un diseño “pixel perfect”- es necesario explicar el proceso, cuál era el problema, con qué limitaciones nos enfrentamos, etc. Un wireframe, un flow o árbol de contenidos sin explicación sólo sirven para mostrar qué tan bien se sabe preparar estos entregables.

Si el trabajo sólo requiere pasar en limpio ideas de otros, una colección de entregables sin más vale. Pero para demostrar qué tan bueno se es en diseñar una experiencia, se ha de explicar una historia – la historia del proyecto.

Contextualización (y créditos)

  • Nombre del proyecto
  • Fecha fin
  • Proyecto encargado por (nombre del cliente o consultora)
  • En colaboración con (nombres de compañeros que han colaborado en la resolución)
  • Roles en el proyecto

Descripción del proyecto

  • Problema: Una frase corta describiendo la necesidad que dio origen al proyecto
  • Restricciones: Todas las limitaciones que tuvieron impacto en tu proceso.
  • Proceso: Desde el principio, paso a paso, explica la lógica de cómo encaraste el problema y la solución
  • Solución: Entregables del proceso. No dejes de lado los sketches a mano, fotos de reuniones y tableros con post-it, etc. Los wireframes deben estar anotados, para entender qué estamos mirando y porqué.
  • Resultados: Si puedes conseguirlos, incluye resultados tangibles del éxito de tu proyecto. Le darán mucha más credibilidad

Notas finales

Si vas a enviar tu portfolio, asegúrate de conocer bien a la empresa a quien lo envías – mira su web o apps, entiende su producto, imagínate las limitaciones, busca las cosas buenas (no sólo las malas)

Averigua quien será tu jefe y mira si tiene un blog o twitter. Aprende qué le gusta, como piensa. Adáptate a su lenguaje, tal como lo harías con un usuario.

Y debo insistir, practica el arte de storytelling. Una cosa es vender humo, otra es saber hilar una explicación de manera persuasiva, seductora, clara y lógica – de esto se trata storytelling.

Dejo unos cuantos enlaces (en inglés) con más sobre este tema

Ejemplos

Simon Dogget (2o mb PDF). En general muy interesante. Da ganas de llamarlo y seguir hablando. Sin embargo, Simon decidió hacerlo por técnica, en vez de por proyecto, 20 mb es demasiado para un dispositivo móvil y no hay manera de evaluar el trabajo final en contexto.

http://www.seanfiliatrault.com/ - conciso, bien presentado y escrito – aunque le falta más ilustraciones de proceso

 

 

Compártelo...